¿Qué coste prefieres?

que coste prefieresYa me parece poco acertado ver la comunicación interna como un coste y no como una inversión, pero puestos a que aún hoy un gran número de empresas siga teniendo esta visión, enfoquémoslo desde otro punto de vista.

Una de las tareas principales de la Comunicación Interna está relacionada con la gestión de personas, con conseguir que se sientan comprometidas con el proyecto de la organización, motivadas para dar lo mejor de sí mismas y dispuestas a aprender y crecer.

Conseguir estas metas no es fácil, pero los buenos profesionales de comunicación interna comprenden que esta labor aporta valor a toda la organización, haciendo que sea más productiva, más rentable, más estable y sostenible.

Una organización en la que la salida y entrada de nuevas personas es alta y frecuente, es una organización que pierde en la mayoría de los casos. Pierde porque se va un talento, se va quien ya conoce la cultura y cómo se trabaja.. Pierde porque cada nueva persona supone un periodo en el que se ha de adaptar, conocer y aprender en la nueva organización. Pierde porque un porcentaje no funciona y hay que volver a empezar. Pierde porque, en todo esto, ni el mercado ni los clientes ni la competencia se paran.

Hay estudios que cifran entre el 70% y el 200% del salario anual bruto, el coste de reemplazar a un empleado. No parece una cifra nada desdeñable. Si invirtiéramos en CI la mitad de lo que cuestan todos los reemplazos en un año, más de un responsable se desmayaría al ver la cifra.

Invertir en compromiso, motivación y cultura común es invertir en futuro y es más económico que reemplazar a todo el que se va, por mucho que en algunos casos nos felicitemos de que se haya ido.

Por eso hay que preguntarse, ¿qué coste prefiero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *